Economía - Inteligencia financiera

El COVID 19 y la cultura litigiosa; abogados a reinventarse

La promesa era que entre más abogados hubiese, más justa y pacífica seria nuestra sociedad. Esta es una de las falacias que se ha desmoronado con la Pandemia del COVID 19. La forma de litigar que consiste en poner en conocimiento de unos despachos judiciales hipercongestionados los conflictos entre los ciudadanos, y entre estos y el estado ha rebozado la capacidad institucional de tramitar estas controversias de manera expedita y pronta. El ideal de una justicia pronta y cumplida se ha quedado en las tintas de los códigos, de las normas, lejos de la realidad de los colombianos.

El siguiente dato suministrado por el Presidente del Consejo de Estado Alvaro Namen Vargas en reportaje a “El Espectador” del 27 de enero de 2020 es escalofriante: “La demanda de justicia desde 1.991 ha crecido en 264% y la oferta institucional no ha llegado al 38%”

El discurso académico desde las facultades de derecho en Colombia basado en defender los derechos individuales y brindar acceso equitativo a los tribunales ha quedado en poesía lírica ante la incapacidad de los despachos judiciales para tramitar las millares de demandas y tutelas que se presentan diariamente.

LA REALIDAD PANDEMICA impone la virtualización de los procesos y la cultura de la Conciliacion como los dos rieles de una locomotora sobre la que imperiosamente se debe transitar para lograr la pronta resolución de los conflictos entre los ciudadanos.

Recientes decretos del gobierno nacional expedidos en marzo de 2020 al inicio del confinamiento obligatorio permiten y promueven los métodos alternativos de solución de conflictos para resolver los temas de insolvencia tanto de las empresas como de las personas naturales no comerciantes.

Los abogados de muchas empresas colombianas no están tan felices. Las compañías los obligan a prestar un servicio de muy buena calidad al menor costo posible. Es una ruptura radical con las tradicionales litigiosas se está obligando a los abogados a seguir un guion estricto que explica detalladamente un procedimiento paso a paso para resolver fuera de los juzgados las disputas o litigios; lo cual causa molestia a los abogados porque no están acostumbrados a esa clase de participación por parte de los clientes. Algunos asesores externos simplemente no pueden hacerlo y no son contratados por la compañía.

Es por esto que centenares de abogados colombianos en los seis últimos meses se han avalado de manera totalmente virtual para poder actuar como conciliadores en los trámites de Conciliacion en Derecho (Ley 640 de 2001) como de Insolvencia de Persona Natural No Comerciante (Ley 1564 de 2012, Artículos 531 a 576). De esta manera han ampliado sustancialmente su horizonte profesional al acceder a nuevas herramientas de aplicación práctica como litigantes y como conciliadores al ser nombrados como tales ante las notarías y centros de Conciliacion.

En la página WEB www.preparart-e.com se puede encontrar información para reinventarse, entrenarse y avalarse como conciliador.

Mario Jinete Manjarrés

Abogado Litigante

Presidente de Jinete & Asociados Abogados

Artículo publicado en: www.preparart-e.com