Sin categoría

Testimonio de un litigante en insolvencia

El modelo económico basado en el crédito y en la especulación financiera colapsó en todo el planeta. El Covid 19 ha puesto en evidencia como las personas naturales del común están pagando los platos rotos. Sin delirios mesiánicos, pero sí, con una clara visión y sentido de propósito, queremos ser instrumentos para que mas abogados asuman la defensa de los deudores en dificultades. Creemos que la usura es un mal tremendo que destruye hogares, causa divorcios, separaciones y contienda al interior de las familias.

Las medidas del gobierno colombiano se han encaminado a fortalecer a los intermediarios financieros dejando en la calle a millones de deudores desempleados, brindándoles medidas meramente paliativas para que reestructuren y refinancien sus deudas, flexibilizando los reportes negativos a las bases de datos como si la fiebre estuviera en el termómetro.

Permítanme compartirles como durante más de veinte años pagué todas mis obligaciones. A mediados de 1998, cuando entré en dificultades financieras, y busqué arreglos de pago, recibí un tratamiento inmisericorde, despectivo y agresivo, de parte de las entidades financieras. Al ver actuar a los jueces a nuestro favor, decidí ofrecer mis servicios profesionales a los deudores, a sabiendas de lo complicado que es; no sólo por el riesgo que trae defender a un deudor en un país violento, y de lo engorroso de administrar centenas de clientes individuales. Es más fácil recibir 100 casos de un sólo banco, que llevar y tramitar 100 casos de 100 clientes personas naturales. No nos estamos enriqueciendo, pero disfrutamos al litigar con la pasión de consultorio jurídico, asesorando y defendiendo al débil y al desamparado.

La inmensa mayoría de deudores en dificultades fue víctima de las altas tasas de interés y de la publicidad engañosa. El concepto de buena fe es muy relativo. Muchos préstamos son legales, pero tremendamente abusivos y confiscatorios.

Nosotros diferenciamos con claridad el tratamiento que debe darse a los bancos y compañías de Leasing, del que se merecen las personas naturales no agiotistas ni usureras, que confiaron en un familiar o amigo, y le prestaron. El criterio que transmitimos con énfasis a nuestros clientes es que, debemos privilegiar los pagos al acreedor persona natural no usurero, así como a los colegios y a las copropiedades o condominios

Escogemos a nuestros clientes por su integridad, por su honradez y ganas de salir adelante. ¿Cómo podemos garantizar que todos nuestros clientes vivan estos valores? No podemos garantizarlo. Si el peor delincuente tiene derecho a un abogado defensor, ¿por qué negarle asesoría legal al deudor en dificultades?

Nosotros no somos dioses para determinar quién merece ser asesorado y quién no. En cierto sentido, nos parecemos a los médicos de cuidados intensivos. Mientras el paciente respire, es asistido. Todos los días ocurren milagros en los que los diagnósticos médicos quedan cortos. A nivel de finanzas personales ocurre lo mismo. Tenemos docenas de casos de recuperación y salvamento patrimonial, en los que no había razonabilidad financiera. Muchas familias que estaban a horas de ser rematadas viven hoy en sus casas; parejas a punto de divorciarse hoy viven en armonía, y compatriotas en el exilio han vuelto a reunificarse con los suyos.

En estos momentos de confinamiento y cuarentena esperamos que los jueces de Colombia cumplan y hagan cumplir la Constitución, que proclama la protección del débil económico dentro de un Estado Social de Derecho. Consideramos que el empleado del poder judicial que no quiera aplicar la Constitución debe renunciar para dedicarse a la política y, desde el Congreso, proponer su propia reforma constitucional.

Invitamos a los abogados colombianos litigantes a reinventarse capacitándose en el Nuevo Régimen de Insolvencia de la Persona Natural No Comerciante, en el que encontraran posibilidades reales de generar nuevos ingresos dando la amplia necesidad que tienen muchos deudores en dificultades de recibir un acompañamiento legal idóneo.

Mario Jinete Manjarrés

Abogado Litigante

Presidente de Jinete & Asociados Abogados

Artículo publicado en: www.preparart-e.com